Una Comisión Deontológica como debe de ser

Publicado el Jueves, 05 Mayo 2011 07:30
Visitas: 2398

 

Una Comisión Deontológica como debe de ser

Hay que felicitar a la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial por su valiente denuncia acerca de la campaña de la “píldora del día anterior” promovida por la Sociedad Española de Contracepción y el laboratorio farmacéutico Chiesi, tachándola de “publicidad encubierta”.
Esta campaña consiste en distribuir entre los jóvenes una caja que contiene una píldora “ficticia” con un prospecto en el que se explican todos los métodos anticonceptivos existentes hasta la fecha, con el fin de evitar los embarazos no deseados y las ETS (enfermedades de transmisión sexual) existentes, al tiempo que se les remite a la página web del laboratorio para mayor información.
Personalmente no calificaría la campaña de “publicidad encubierta” sino de “publicidad descarada” ya que la empresa confiesa en Internet que su propósito fundamental es informar acerca de la anticoncepción de emergencia y en consecuencia “promocionar la venta de la píldora del día después” con un claro objetivo mercantilista, como lo denuncia la citada Comisión.
Señala al mismo tiempo que esta iniciativa: “potencia por asociación de ideas, la demanda de la píldora del día después…, debido a las gestiones previas de la Sociedad Española de Contracepción y del propio laboratorio sobre las autoridades”.Hay que recordar que Chiesi es el laboratorio que comercializa la píldora postcoital Norlevo ®.

57305531

Afirma muy acertadamente el comunicado que: “es contrario a la Deontología que un médico o asociación científica de médicos hagan publicidad de un producto sanitario” bajo el pretexto de ofrecer información a los jóvenes en materia de educación sexual. Descubren de esta forma el fin viciado de la publicidad, manifestándolo con absoluta claridad y valentía.
Se recuerda que un facultativo no puede participar en campañas promocionales de medicamentos con ánimo de lucro salvo: “que se sepa claramente que trabaja para la industria farmacéutica” y agrega que una sociedad científica médica no actúa de una forma “deontológicamente correcta” cuando apoya una campaña de un laboratorio cuyo fin es :“aumentar las ventas de la píldora del día después”.
Nos recuerda al mismo tiempo que la venta de esta píldora postcoital aumentó un 155% a julio de 2010 con relación al año anterior y un 229% en lo referente a la dispensación directa en el mismo período de tiempo.
Prosigue el comunicado recordando que: “está demostrado que la promoción de la píldora del día después no ha contribuido a disminuir los abortos ni las enfermedades de transmisión sexual (ETS)”, pues está demostrado que la la infección gonocócica ha aumentado un 99,6% y la sífilis nada menos que un 206% según datos del registro de enfermedades contagiosas del Instituto de Salud Carlos III.
“Precisamente el uso del sexo tal y como lo conciben Chiesi y la Sociedad Española de Contracepción ha contribuido a que las ETS hayan aumentado de manera importante en los últimos años, al haber enviado el mensaje subliminal de que la píldora protege de todo tipo de riesgos”, afirma con rotundidad y valentía la Comisión.
Concluye que su contenido “no sólo incurre en graves imprecisiones sobre su mecanismo de acción, sino que, tergiversando la realidad, llega a negar los efectos secundarios y contraindicaciones de este fármaco, omisión que sin duda incita a su consumo irresponsable”.
Acertadísimo, oportuno, concreto, claro, conciso y bien documentado este comunicado que no merece sino mi aplauso más contundente. No se puede confundir a la gente con mensajes ambiguos ni bastardear la verdad. •

 

Fernando Paredes Salido
Dr. en Farmacia, Medicina y Ciencias Químicas.
San Fernando (Cádiz)