Pieles con vitíligo

Publicado el Viernes, 03 Agosto 2018 18:35
Visitas: 1100

Virginia Barrau. Farmacéutica de Zaragoza. Vocal de Dermofarmacia del COF de Zaragoza. Dermotips. Experta en paciente oncológico

 

El vitíligo es una enfermedad autoinmune y crónica en la que aparecen manchas blancas en la piel debido a que la melanina (pigmento que tiñe nuestra piel) que produce el melanocito es destruida por nuestras defensas.

En importantes tener en cuenta estos conceptos para entender cómo se puede tratar esta enfermedad y, si no curarla, sí  hacer que se despigmente lo menos posible y protegerla al máximo de la radiación solar. Recordemos que la melanina es una de las 3 defensas naturales que tiene nuestra piel para protegerse de la radiación del sol: una sería el sudor, otra el engrosamiento de la epidermis, y la última la melanina.  Pero si en ciertas zonas de la piel no hay melanina… ¿queda desprotegida esa zona? ¿Aumenta la probabilidad de tener un problema en la piel?

¿Tiene curación el vitíligo? Curación por completo el vitíligo no tiene, es una enfermedad crónica. No pica, ni escuece, ni se descama, pero puede tener un impacto psicológico negativo y de salud a largo plazo.

Recordemos que según la OMS “la salud no es la ausencia de enfermedad, sino el buen estado físico y psíquico”.

Lo primero sería que un dermatólogo hiciera un diagnóstico diferencial, ya que no todo lo que parece vitíligo es vitíligo (hay otras afecciones como la pitiriasis alba o los hongos, que pueden dar manchas blancas).  Así que lo primero es tener un diagnóstico por un dermatólogo.

Hay dos vías principales de acción: la repigmentación si se trata de zonas relativamente pequeñas o si la extensión no es grande. Si hay varias zonas o son muy extensas cabe la posibilidad de despigmentar.  Sin lugar a dudas, quien tiene que tomar esta decisión es el paciente junto con su dermatólogo, pero la idea es que actualmente hay distintos tratamientos para tratar el vitíligo a través de la repigmentación.

Para repigmentar, uno de los tratamiento sería tacrolimus por vía tópica una vez al día, y láser de UVB onda corta una o dos veces por semana.

El UVB es la radiación que estimula el melanocito para producir melanina. Las lámparas de bronceado son de UVA y no estimulan la producción de melanina nueva, activan las manchas antiguas y según la OMS son carcinógenas al igual que el tabaco. Por lo tanto, es importante explicar esto a nuestros pacientes.

Este láser está en centros dermatológicos especializados.

Para que los tratamientos sean efectivos y cuidar nuestra piel es imprescindible un factor de protección solar 50+ y la nutricosmética.
Los faciales 50+ compactos son de mis productos preferidos para estas personas. Además de ser cubrientes y  corregir las imperfecciones, este formato también nos permite meterlo en el bolso y reaplicarlo durante el día; así conseguirán cuidar al máximo su piel y verse guapas… “verse bien para sentirse bien”.

Hay que tener en cuenta que estas personas, aparte de un problema estético pueden tener mayor probabilidad de padecer una queratosis actínica o un cáncer de piel, por eso es muy importante explicarles a los pacientes que no sólo es un problema estético sino de salud.

La nutricoméstica también sería un punto muy importante a la hora de abordar esta patología cutánea, ya que estos suplementos alimenticios van a proteger más su piel de la radiación solar y activar la melanogénesis, por lo que es un tratamiento ideal por sí solo, o bien como coadyuvante farmacológico para proteger más la piel.

Es importante recordarles a estas personas que es imprescindible utilizar cremas de protección solar de alta calidad, para lucir una piel bonita y cuidarla de los efectos nocivos del sol.