Causas de la deshidratación cutánea

La hidratación cutánea se define como la cantidad de agua que contiene la piel. Existen diferentes mecanismos naturales que contribuyen a mantener un óptimo balance de agua en la piel como por ejemplo el efecto barrera ejercido por los lípidos de la epidermis y  la capacidad para absorber y retener agua que caracteriza a diferentes sustancias presentes en la piel que constituyen el factor hidratante natural (NMF). El NMF esta formado por sustancias hidrofílicas y lipofílicas presentes en los espacios extracelulares del estrato corneo y la superficie libre de la piel con propiedades higroscópicas y que van a tener una gran importancia en el mantenimiento de una piel sana e hidratada.


32367774

 El mantenimiento de un nivel de hidratación adecuado en la piel es importante tanto desde el punto de vista estético como funcional, debido a que una piel correctamente hidratada va a actuar como primera barrera de protección frente al mundo exterior, protegiendo de agentes externos nocivos y amortiguando frente a agresiones mecánicas.

En una piel joven el contenido de agua de la capa cornea oscila entre el 10 y el 20 % dando como resultado una piel elástica, flexible y firme. Por debajo de este porcentaje la piel pierde elasticidad y se vuelve frágil y áspera convirtiéndose en una "piel seca", apagada y sin luminosidad. Existen diferentes grados de sequedad, desde la ligera descamación y aspereza hasta casos de fuerte descamación, grietas y prurito, en cuyo caso hablamos de "piel muy seca o xerosis".

Dependiendo del mecanismo por el que se produce la deshidratación, hablamos de "pieles secas  deshidratadas" cuando existe una falta de agua en la capa córnea y "pieles secas  alipídicas" cuando se produce una disminución de la actividad de las glándulas sebáceas y por tanto se reduce el efecto barrera que proporciona la capa lipídica.

Un gran porcentaje de la población sufre problemas de sequedad cutánea, afectando principalmente a niños menores de 10 años y a personas mayores de 60. En relación al género, las mujeres tienen más predisposición que los hombres a padecer piel seca. En el presente artículo vamos a abordar las causas de deshidratación cutánea y realizar una revisión de las principales sustancias hidratantes utilizadas en los cosméticos para mantener la hidratación cutánea.

Causas de deshidratación cutánea

El grado de hidratación cutánea no es constante a lo largo del tiempo. Existen diferentes factores tantos externos (viento, sol, aire acondicionado, medicamentos, alimentación, etc.), como internos (genética, factores hormonales relacionados con la secreción sebácea, enfermedades, envejecimiento etc.) que van a influir y modificar el porcentaje de agua de la piel.

En la siguiente tabla se resumen los principales factores que afectan al grado de hidratación de la piel.

tabla-dermo-1

Productos hidratantes

37892462Como ya hemos comentado anteriormente, en muchas ocasiones los mecanismos naturales de hidratación nos son suficientes para mantener un grado adecuado de hidratación cutánea y se hace necesaria la utilización de agentes hidratantes externos. El objetivo del tratamiento cosmético hidratante es mantener y aumentar la hidratación del extracto corneo de la piel. Existen en la oficina de farmacia productos que van a actuar tanto manteniendo la hidratación como corrigiendo la deshidratación en el caso que ya se haya producido. El tratamiento hidratante diario utilizado debe ser adecuado a la edad de la persona y al tipo de piel, de aquí la importancia de pedir consejo o asesoramiento a los profesionales del sector. Los productos cosméticos pueden actuar aportando agua a la epidermis o suministrando sustancias que contribuyen a retener agua, siendo el objetivo final mantener el equilibrio hídrico de la piel. Por un lado, hablamos de productos cosméticos con fase externa acuosa (O/W) cuya función es liberar agua al extracto corneo. Por otro lado,  existen formulaciones de fase externa oleosa (W/O) con función oclusiva y cuyo objetivo es evitar la pérdida de agua. Y en último lugar productos que combinan ambas funciones. Es importante señalar que muchos de las sustancias incorporadas a los productos cosméticos hidratantes son constituyentes naturales de la piel.Los principios activos utilizados en los productos cosméticos se pueden clasificar según el método de acción como se describe a continuación:

1.   Productos humectantes e hidrocaptores:

Se trata de productos higroscópicos cuya función es recuperar el contenido acuoso de la piel. La capacidad de captar agua en el caso de  los humectantes depende del grado de humedad del ambiente mientras que en el caso de los hidrocaptores es independiente de este factor. Se utilizan sobre todo en formulaciones O/W, que tienden a perder agua por evaporación. Entres los productos humectantes, los más utilizados en formulación cosmética son los orgánicos entre los que destacan los glicoles, la glicerina, azucares y el sorbitol. También pueden formar parte de los productos hidratantes otras sustancias con capacidad de captar agua como:

a)  Urea: Es un componente natural de la piel y forma parte del Factor Natural de Hidratación. En los productos cosméticos se presenta en concentraciones entre 0.5 y 5 %. Actúa aumentando la concentración de agua en la capa cornea y disminuyendo la pérdida transdérmica. En concentraciones superiores al 10 % actúa como queratolítico.

b)  Alfahidroxiácidos: como ácido láctico, glicólico y salicílico. Tiene actividad hidratante y regeneradora. En concentraciones más altas se utilizan como exfoliantes.

c)   Pantenol, posee propiedades hidratantes y emolientes. Se utiliza en concentraciones entre el 0.5 y el 5 %.grietas-2

d)   Macromoléculas: su poder hidratante se debe al alto número de grupos hidrofílicos, además no penetran en el extracto corneo y forman una película higroscópica. En este grupo se incluyen sustancias como el ácido hialurónico (concentraciones de 0.5 y 1 %), el colágeno, la elastina, glucoaminoglicanos (2-5%), chitosan etc.

El ácido hialurónico es un glicosaminoglicano que juega un papel importante en la hidratación de la piel debido a la gran capacidad de retener agua al reforzar la cohesión celular. Se utiliza en forma de sal sódica. Además de la capacidad hidrante actúa también como regenerador

e)  Ácido Pirrolidin Carboxilato (PCA), se utiliza en forma de sal sódica y también otras sales  como  estearil, lauril y arginina.

f)   Alantoina: posee también capacidad reepitelizante.

2.   Productos oclusivos:

La hidratación que realizan estos productos se denomina pasiva, producen una barrera oclusiva que evita la pérdida de agua trasdérmica. Se trata de sustancias de naturaleza grasa que poseen propiedades hidratantes, lubricantes y protectoras. Entre las sustancias oclusivas encontramos lípidos oclusivos como parafinas, ceras, aceites y triglicéridos,  lípidos anfóteros como ceramidas, esteroles, lanolina, fosfolípidos e hidroalcoholes y sustancias coloides como derivados de celulosa, hidrocoloides naturales y sintéticos y proteínas e hidrolizados de proteínas.

3.   Lípidos emolientes

Se caracterizan por tener función emoliente, son afines a la piel y reblandecen el extracto corneo favoreciendo la retención de agua. En este grupo cabe destacar:

a.    Ácidos grasos poliinsaturados, estos compuestos mantienen la integridad del extracto corneo y su ausencia produce alteraciones de la queratinización. Ente las sustancias que contienen estos ácidos grasos y que se utilizan en cosmética se encuentra el aceite de rosa mosqueta, el aceite de borraja, onagra, soja, almendras etc.

b.    Liposomas, imitan a las ceramidas actuando en el extracto corneo e hidratando.

c.    Fosfolipidos, ceramidas, vitamina A y E

4.   Extractos vegetales: como extracto de Bambu, de rosa, de arándano, grosella.

5.   En la siguiente tabla se muestra un resumen de las principales sustancias utilizadas como hidratantes en los productos cosméticos dependiendo de su mecanismo de acción.

tabla-dermo-2

Consejo Farmacéutico

A la hora de mantener una piel equilibrada y con un correcto grado de hidratación cutánea se debe tener en cuenta:

La importancia de  aplicar diariamente un producto cosmético hidratante adaptado a cada edad y tipo de piel.Lavar el rostro con un jabón de pH adecuado para la piel y no realizar un lavado excesivo de la zona. Proteger la piel de las agresiones externas como el viento, sol etc. Se debe utilizar cremas hidratantes que lleven filtro solar para proteger de las radiaciones UV.Desmaquillar correctamente la piel cada día. Seguir una alimentación correcta, variada y equilibrada para que la piel tenga todos los nutrientes que necesita. Además se debe ingerir una cantidad adecuada de líquidos. •

Susana Andueza Irurzun

Doctora en Farmacia

 

Copyright © 2014 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.