Los péptidos en formulación cosmética

Publicado el Viernes, 07 Julio 2017 12:37
Visitas: 976

Anna Codina Verdaguer
Asesoría en formulación

 

Introducción

Los péptidos y las proteínas se usan ampliamente en cosmética desde hace varios años. Con la edad disminuye el metabolismo celular cutáneo, con una disminución de la renovación celular y son visibles los efectos del envejecimiento cutáneo. Los tratamientos tópicos y dermocosméticos buscan productos que mejoren el aspecto de la piel envejecida, sin producir la irritación propia de los retinoides.

Para que cualquier péptido sea biológicamente activo es necesario que sea estable en el producto final y que pueda ser transportado a la dermis o bien a los músculos que es donde ejercerá su efecto.

 

Tipos de péptidos

Para situarnos en las acciones de éstas moléculas, recordaremos que los péptidos son cadenas cortas de secuencias de aminoácidos que constituyen proteínas, de tamaño más grande.

En función del número de aminoácidos unidos por enlaces peptídicos, los péptidos se denominan:

• Oligopéptidos: se caracterizan por tener secuencias de menos de 15 uniones. En este grupo se encuentran los tetrapéptidos (como Eyeseryl), los pentapéptidos y los hexapéptidos (como Argireline).
• Polipéptidos: contienen secuencias de 15 a 50 uniones.
• Proteínas: cuando superan las 50 uniones.

 

Aplicación en envejecimiento cutáneo

La radiación UV estimula la MMP-1, siendo responsable de la degradación de una molécula tan fundamental como el colágeno.

El colágeno, conjuntamente con la elastina, los proteoglicanos y las glucoproteínas son los componentes de la matriz extracelular, un gel viscoso que rodea y sostiene los demás componentes de la dermis.

De aquí la necesidad de encontrar cosméticos o productos dermatológicos que sean capaces de aumentar la regeneración del colágeno o evitar su degradación.

 

Biopéptidos

Numerosos estudios han demostrado que las proteínas de los alimentos son una fuente de péptidos bioactivos o biopéptidos.

Los biopéptidos encuentran una amplia aplicación en la producción de alimentos, pero también en otras áreas, como es la industria cosmética, así como en la prevención y tratamiento de ciertas patologías.

A su vez estimulan el metabolismo a nivel cutáneo y/o corrigen los síntomas del envejecimiento cutáneo mediante estimulación biológica. Esta actividad se consigue mediante estimulación celular, habitualmente sobre queratinocitos, fibroblastos o neurotransmisores.

 

Biopéptidos de síntesis

Estos péptidos corrigen los síntomas del envejecimiento cutáneo mediante estimulación biológica. En este grupo encontramos tres tipos de péptidos:

1. Péptidos inhibidores neurotransmisores: actúan como competidor biológico, disminuyen la liberación de neurotransmisores.
Esto se traduce en una relajación muscular, con disminución de las arrugas faciales dinámicas.
2. Péptidos señal: estimulan los fibroblastos para estimular a su vez la producción de colágeno.
3. Péptidos transportadores: captan metales como el cobre y lo transportan al lugar de síntesis enzimática, favoreciendo la producción y reparación del colágeno.

 

Biopéptidos de origen vegetal

Uno de los componentes más ampliamente usados son las semillas de la soja que contienen muchos componentes funcionales tales co-mo ácidos fenólicos, flavonoides, isoflavonoides y pequeñas proteínas, taninos y proantocianidinas.

Los beneficios a nivel dermatológico y cosmético de estos extractos de soja se traducen en sus efectos antiinflamatorios, estimuladores de la formación de colágeno, antioxidante por acción antiradicalar y protección frente a la radiación UV. Todos ellos relacionados con el envejecimiento cutáneo y la pérdida de funcionalidad celular cutánea.

 

Phylderm® Vegetal como bioestimulante

Algunos hidrolizados de proteínas, como el Hydrolyzed Soy Protein (Phylderm® Vegetal) contienen bioestimulinas (o fitoestimulinas), que ejercen su acción a dos niveles, sobre los queratinocitos y sobre los fibroblastos. Antiguamente se usaban extractos placentarios con estos fines, actualmente en el mercado se encuentran proteoembriones de origen vegetal, como el de las proteínas de la soja, para obtener los péptidos bioestimulantes.

Las acciones que ejercen sobre las células se detallan a continuación:

1. Sobre Queratinocitos: estimulan el consumo de oxígeno, por lo que aumentan el potencial energético celular, y se observa un incremento de la epitelización en tejido conjuntivo.
2. Sobre Fibroblastos: las bioestimulinas presentes en el extracto inducen, a largo plazo, la renovación celular. Esta acción se observa tanto a nivel de la piel como del cabello. El Phylderm® Vegetal aumenta hasta tres veces su acción respecto a los extractos placentarios, de aquí su poder como regenerador celular.

Estas acciones solo se consiguen si la hidrólisis de las proteínas es parcial. Así se conserva la fracción peptídica (las fitoestimulinas), además de su contenido en aminoácidos y sales minerales. Las fitoestimulinas ejercen una acción tipo factor de crecimiento, por su acción sobre receptores. Los factores de crecimiento son proteínas reguladoras que median las vías de señalización entre las células y dentro de las células. Actualmente son uno de los ingredientes con más proyección tanto en cosmética como en su vertiente médica.

 

Formulaciones ejemplo

CREMA FACIAL REVITALIZANTE
Aplicación en pieles fatigadas y frágiles

 

Desarrollo de la fórmula
PHYLDERM® VEGETAL 2%
BASE CREMA FACIAL ACOFAR
c.s.p. 60 g.

 

Forma de elaboración
1. Colocar la Base Crema Facial en vaso de precipitados (o en recipiente adecuado de Unguator). Dispersar el Phylderm(r) Vegetal con agitación hasta completa homogeneización.
2. Perfumar si se desea.
3. Envasar.

 

CREMA HIDRATANTE CORPORAL
Aumenta la epitelización cutánea y ejerce una acción regeneradora

 

Desarrollo de la fórmula
PHYLDERM® VEGETAL 5%
BASE CORPORAL ACOFAR
c.s.p. 200 g.

 

Forma de elaboración
1. Colocar la Base Corporal en vaso de precipitados (o en recipiente adecuado de Unguator). Dispersar el Phylderm® Vegetal con agitación hasta completa homogeneización.
2. Perfumar si se desea.
3. Envasar.

 

 

Phylderm® Vegetal

¿Qué es?

Es un principio activo regenerador, que se extrae de la soja (no GMO) mediante una hidrólisis suave, que garantiza una composición equilibrada de péptidos, aminoácidos y sales minerales. Phylderm® Vegetal aumenta el potencial energético celular estimulando la renovación celular, consiguiendo una piel radiante y una mayor resistencia de las fibras capilares.

 

Características clave

Activación del metabolismo celular
Phylderm® Vegetal estimula y reactiva el metabolismo celular, provocando así una acción bioestimulante sobre queratinocitos y fibroblastos, que acelera la regeneración de las células epidérmicas para una piel más fresca y saludable.

Aportación de nutrientes esenciales
Gracias a su composición única en elementos nutritivos esenciales, Phylderm® Vegetal realza las funciones vitales de las células, ayudando a la piel a defenderse activamente frente al cansancio, el estrés y el envejecimiento.

 

Aplicaciones

Phylderm® Vegetal está recomendado en:

• Tratamientos antienvejecimiento, para fórmulas revitalizantes de prevención y reparación.
• Cuidado corporal, para líneas de productos nutritivos.
• Cuidado del cabello, para tratamientos revitalizantes (tónicos, serums, acondicionadores, mascarillas, etc.)

Más detalles del producto en la sección “ficha técnica” de nuestra web