Nuevos procedimientos de Buenas Prácticas de las Farmacias

Antonio Durán-Sindreu Buxadé
Socio Director de DS, Abogados y Consultores de Empresa

 

En el año 2013, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos publicó las Buenas Prácticas en Farmacia Comunitaria en España, basado en directrices de la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Federación Internacional Farmacéutica (FIP).

Por buenas prácticas de la farmacia se entiende “aquellas [prácticas] que responden a las necesidades de las personas que utilizan los servicios farmacéuticos para ofrecer una atención óptima y basada en la evidencia”.

La misión de este documento no era otra que armonizar y detallar las funciones del farmacéutico comunitario en una serie de procedimientos comunes para que, con independencia del lugar en el que ejerzan, los farmacéuticos comunitarios puedan ofrecer una asistencia sanitaria y unos servicios de calidad, eficientes y que respondan a las necesidades de la sociedad.

A tal efecto, se señalaban como objetivos del documento:

• Definir las funciones que pueden desempeñar los farmacéuticos comunitarios en consonancia con las Buenas Prácticas.
• Definir las tareas que conforman cada una de las funciones.
• Establecer procedimientos para las Buenas Prácticas.

Ese documento de 2013 ha sido objeto de posteriores desarrollos y, recientemente, se han dado a conocer cuatro nuevos procedimientos de actuación, ofreciendo una continuidad a las directrices de la OMS y la FIP y a anteriores procedimientos de Buenas Prácticas en Farmacia Comunitaria en España, que se centraban en actividades de dispensación, indicación farmacéutica, seguimiento farmacoterapéutico y farmacovigilancia.

Los cuatro nuevos procedimientos versan sobre las siguientes materias:

Servicio de Adherencia Terapéutica en Farmacia Comunitaria.

Uno de los problemas que se destacaron en las directrices de la Organización Mundial de la Salud era la falta de adherencia que tenían los pacientes a los medicamentos que les habían prescrito.

Por esta razón, este nuevo procedimiento trata de maximizar la efectividad y seguridad del tratamiento, optimizar los recursos sanitarios disponibles, fomentar la educación sanitaria en la sociedad, mejorar la calidad de vida de los pacientes y registrar y documentar la intervención de los profesionales, con la finalidad de solucionar la falta de adherencia de los pacientes a la terapia prescrita.

Servicio de Dispensación a través de sitios web de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica.

Los medicamentos que pueden ser objeto de venta a través de internet son aquellos que no están sujetos a receta médica. Este segundo procedimiento pretende asegurar que el paciente conoce el uso de los medicamentos, que los mismos se entregan en buenas condiciones y que el sitio web al que se acude pertenece a una farmacia legalmente autorizada.

Procedimiento de Formulación Magistral.

El farmacéutico es el único profesional habilitado para realizar fórmulas magistrales personalizadas. Por este motivo, es imprescindible que existan unos procedimientos que exijan que las fórmulas se lleven a cabo con todas las garantías necesarias.

En este sentido, el procedimiento aprobado establece que el personal tiene que estar debidamente cualificado, los locales en buenas condiciones higiénicas, y las materias primas bien almacenadas, para una correcta elaboración y dispensación de la fórmula magistral.

Procedimiento de gestión de falta de suministro, problemas de suministro y desabastecimientos de medicamentos de uso humano.

El farmacéutico tiene un papel esencial en el suministro de medicamentos y, por esto, el Consejo General de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos dispone de un Centro de Información sobre Medicamentos que permite detectar situaciones de falta de suministro, o de suministro defectuoso para preparar al farmacéutico sobre su disponibilidad.

En este caso, el procedimiento se basa en cuatro fases consistentes en la recepción de la información de la falta de suministro o detección por parte del farmacéutico de una incidencia; verificación y comunicación interna de la incidencia; intervención con el usuario, principalmente informando al paciente y, por último; registro y archivo mediante un sistema que se implantará en la Oficina de Farmacia.

Artículos Relacionados

Copyright © 2019 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.