“Farmacéuticos y dermatólogos tenemos una colaboración efectiva”

Entrevista a Cristina Tiemblo, Vocal Nacional de Dermofarmacia del CGCOFD

 

El Consejo General de Colegios de Farmacéuticos (CGCOF) y la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) han firmado un Convenio Marco de Colaboración con una duración inicial de dos años que incluye la participación de las farmacias españolas en la campaña Euromelanoma 2016, puesta en marcha por la AEDV, cuyo lema en esta edición es: “El cáncer de piel se puede ver: detéctalo a tiempo, se puede tratar”. Cristina Tiemblo, Vocal Nacional de Dermofarmacia del CGCOF, forma parte de la comisión mixta de seguimiento y supervisión de las actuaciones contempladas en dicho convenio.

 

  • Forma parte de la comisión de seguimiento del Convenio Marco firmado entre el Consejo General de Farmacéuticos con la Fundación Piel Sana de la AEDV. ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa?

El CGCOF lleva tiempo cooperando con la AEDV y teníamos pendiente firmar un convenio para que esta colaboración constará. El objetivo es impulsar nuevas líneas de actuación juntos y que el usuario vea que farmacéuticos y dermatólogos tenemos una colaboración efectiva, que trabajamos conjuntamente para el paciente. Hemos empezado con el tema de la fotoprotección por el momento en el que se ha producido la firma, concretamente con la campaña Euromelanoma. Nuestra idea es seguir avanzando en esa línea para dar imagen de unión a la población.

 

  • Entonces además de esta, ¿hay algún otro tipo de iniciativa en la que colaboren ambas instituciones?

Entre nuestras metas está la de empezar a definir qué temas afectan al ciudadano y en los que tengamos intervención tanto farmacéuticos como dermatólogos. Pretendemos dar una imagen clara: que cuando un usuario va al dermatólogo y luego a la farmacia, no somos compartimentos estancos. Al final tenemos relación, colaboración, sabemos de qué manera tenemos que actuar cada uno y trabajamos en esa línea. Además de la fotoprotección hay otros muchos problemas de salud que se pueden abordar: psoriasis, atopia, prurito...

 

 

  • ¿Cuánto tiempo llevan participando en la campaña Euromelanoma?

Llevamos varios años. Al final la farmacia hace de intermediario entre el dermatólogo y el usuario final. La farmacia es un punto de referencia en temas de fotoprotección, es un establecimiento sanitario a pie de calle donde el usuario entra fácilmente y consulta sus dudas. Entendemos que tenemos ahí un papel importante, que podemos ayudar a detectar enfermedades, a derivar al dermatólogo en algunas situaciones en las que veamos que se requiere su intervención, y además podemos hacer una recomendación buena porque somos sanitarios.

 

  • ¿En qué acciones concretas de la campaña participarán los farmacéuticos?

Es una campaña de la AEDV que cuenta con nuestra colaboración. La Academia se desplaza por las diferentes provincias de España organizando eventos. En algunas hacen intervenciones en el COF para farmacéuticos, y en otras en un escenario abierto a la población en general y a los farmacéuticos.

Una vez que el CGCOF decide participar, se ponen a disposición de los todos los Colegios de Farmacéuticos de España folletos y cartelería. Los COFs a su vez  los ponen a disposición de las farmacias, y cada una decide si quiere formar parte de la campaña haciendo uso del material.

 

  • ¿En qué consiste el material?

Un póster y folletos. Este año es un folleto muy gráfico con imágines que ayudan a identificar los posibles problemas, con una serie de consejos para saber cómo y dónde hay que fijarse, qué es lo que tiene que buscar el usuario cuando se haga una revisión corporal.

Con esta campaña vamos un poco más  allá en nuestra labor diaria. El farmacéutico da consejos siempre, es nuestra labor a la hora de recomendar un fotoprotector, el acompañarlo de las indicaciones necesarias para una buena elección del producto, porque no todos son iguales ni todos valen para todo, por lo que elegir el adecuado para cada persona también es parte del éxito de ese artículo.

Este folleto no habla sólo de las recomendaciones de uso sino que trata más en profundidad lo que es el cáncer de piel, el melanoma, cómo identificar una mancha, cómo las sospechosas deben derivarse… Tiene una información seria y rigurosa de los problemas que puede generar el sol: cáncer de piel y melanoma.

 

  • ¿Cuándo debe derivarse al médico?

Siempre que el usuario haga alguna consulta que el farmacéutico pueda interpretar que se sale de la normalidad.

Por ejemplo, mirando una mancha, existe un abecedario para hacer un primer  diagnóstico visual para saber si es potencialmente peligrosa: asimetría,  bordes irregulares, variación del color, diámetro superior a 6 mm. o que en los últimos 4 meses haya sufrido una variación importante. Son puntos de derivación porque se sale de un lunar o una peca normal, que no deberían tener modificaciones. A partir de ahí consideramos que debe ser revisado por un dermatólogo.

También depende de las preguntas que puedas hacer o de las que formule el propio cliente. Muchas veces en la farmacia te cuentan cosas, y a lo mejor en esa conversación el farmacéutico detecta algo que considera susceptible de que pase por una revisión médica. Se pueden dar muchos casos, pero fundamentalmente ocurre por una mancha o un lunar que puede parecer sospechoso.

 

  • ¿Considera que hay suficiente concienciación entre la población con respecto al daño que hace el sol en la piel?

Yo creo que sí existe, pero nunca es suficiente. Al final consideramos que esta es una batalla que nunca se puede dar por ganada; hay que insistir, sobre todo entre la gente joven. En los adultos, si no han hecho una buena labor de fotoprotección, es posible que al cabo de los años pueda manifestarse un problema, porque la piel tiene memoria.
Ahora estamos intentado que la población joven esté concienciada y que verdaderamente sepa cuál es el riesgo de esos excesos. Aunque creo que no hay que atemorizar: es distinto concienciar que atemorizar. Con precaución y con unas buenas medidas de protección se puede estar al sol. A los jóvenes hay que contárselo con normalidad, para que lo conviertan en una rutina y no en una obligación, y que se protejan a la hora de hacer deporte, de dar un paseo por la playa... Es por su salud y por su bien.

 

 

 

 

  • ¿La industria facilita que la fotoprotección sea una rutina y no una obligación?

Los laboratorios que trabajan con fotoprotectores se están esmerando mucho en buscar vehículos que resulten cada vez más cómodos (como los sprays), más fáciles y agradables de aplicar. Cada vez son más resistentes al agua, tienen texturas más agradables, no dejan la piel “manchada” de blanco... Son fórmulas más sofisticadas que ayudan mucho a que el uso se convierta en algo rutinario y no en una carga, lo que hace que cada vez haya más conciencia.

 

  • ¿Es la farmacia el canal favorito de los españoles para comprar protector solar?

Según los datos que tenemos, en la farmacia se realiza un porcentaje importante de adquisición, pero creo que debería ser superior, porque el sitio correcto para comprar un fotoprotector es la farmacia. No siempre es el mero hecho de comprar un producto, sino que vaya acompañado de un consejo que tiene mucho valor porque parte de un profesional sanitario formado que conoce el artículo, la piel y las necesidades del usuario, y eso es lo que hay que transmitir.

El aportar elementos de valor es fundamental: explicar que hay que reaplicar después del baño,  que lo correcto es hacerlo media hora antes en casa con la piel seca y limpia para que empiece a hacer su efecto, utilizar la cantidad adecuada… Esos datos que damos en la farmacia y que van creando conciencia son lo importante. Tenemos que seguir insistiendo y educando desde la farmacia.

 

  • ¿Qué papel ocupa la dermofarmacia dentro del mercado actualmente?

A nosotros nos gusta hablar más de dermofarmacia que de dermocosmética. Cuando los productos de cosmética están en nuestro canal, el hecho de llamarlos así les da un valor añadido. Hay datos de mercado que indican que las cifras han sido buenas y que la evolución es positiva, por lo que el consumidor ha confiado en la farmacia como canal.

Que en un momento de crisis como el actual, con una situación económica complicada, el usuario haya elegido la farmacia  para comprar sus productos de cuidado personal significa que está valorando positivamente ese consejo, y que cada vez está más preocupado por su salud, porque los productos están en la farmacia y fuera de ella, así que si nos eligen es por el valor añadido que les aportamos.

 

  • ¿Es un porcentaje alto dentro de la facturación de la farmacia?

Es un crecimiento importante, sobre todo si lo comparas con otros canales, ya que en los últimos años alguno ha sufrido pérdidas, y a eso debemos darle una valoración muy positiva. 

 

SOBRE EL MELANOMA

Hay muchos tipos de cáncer de piel, pero más del 90% se pueden agrupar en cáncer cutáneo no melanoma y melanoma. El cáncer cutáneo no melanoma engloba los 2 tipos más frecuentes que se conocen como carcinoma basocelular y carcinoma espinocelular o epidermoide.

El carcinoma basocelular es la forma más común de cáncer cutáneo invasivo y, afortunadamente, la de mejor pronóstico. Se trata de un tumor que suele crecer lentamente, tiene capacidad de invasión local (puede progresar alrededor de los vasos, nervios, músculo y hueso) pero excepcionalmente produce metástasis a distancia.

El carcinoma epidermoide en su forma más superficial, que son las queratosis actínicas, es la forma más frecuente de cáncer cutáneo. El carcinoma epidermoide invasivo puede progresar en profundidad y superficie afectando a los tejidos vecinos y producir metástasis. Son especialmente agresivos los que se localizan en el labio o en la oreja y los que se desarrollan en pacientes inmunodeprimidos.

El melanoma es el cáncer cutáneo más agresivo pero menos frecuente comparado con los 2 anteriores.

 

¿Cuál es la incidencia del cáncer de piel en España? *

La incidencia de melanoma en España es de 9,7 por 100.000 habitantes (con máxima frecuencia en Marbella -17,5- y mínima en Zaragoza -3,6-). La mortalidad de melanoma ronda 2 por 100.000.

Respecto al cáncer cutáneo no melanoma es de 160 casos por 100.000 habitantes, siendo 118 carcinomas basocelulares y 42 carcinomas espinocelulares.

*Datos AEDV

Artículos Relacionados

Copyright © 2017 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.