Nuevos tiempos para el sector de la distribución farmacéutica

Juan Ramón Palencia Coto.
Presidente de la Cooperativa Farmacéutica Asturiana (COFAS)

 

Estamos inmersos en 2016, un año muy importante para la Cooperativa Farmacéutica Asturiana (COFAS) que celebra su cincuenta aniversario, y lo hacemos trabajando para defender el actual modelo de farmacia, modernizar la gestión y nuestro patrimonio para que esta Cooperativa siga siendo puntera en el servicio que brinda a los socios.

A mediados del siglo pasado muchas cooperativas fueron fundadas como nuestro caso, donde un grupo reducido de farmacéuticos dieron el paso de unirse para mejorar la capacidad de compra y suministro manteniendo una base de igualdad entre la farmacia rural más alejada o la urbana; esto ha llevado a que por la orografía especial que tenemos, brindemos un servicio excelente en toda la geografía volcados en dar una solución a los clientes, que a su vez son  dueños, lo cual hace más exigente esta relación.

También me gustaría destacar de modo especial el papel clave que realiza la distribución farmacéutica como eslabón estratégico en la cadena sanitaria, sin la que no existiría el actual modelo sanitario. Sabemos que en los momentos actuales hay que hacer más con menos, y por eso se necesita crear alianzas sin perder nuestra esencia. El modelo español, basado en una distribución solidaria, está consolidado y es altamente reconocido por la Administración. Pero siempre está la espada de Damocles que parece como un péndulo para cambiar un modelo que es muy eficiente y reconocido por todos los sectores de la sanidad.

 

 

 

 

Las diferentes medidas para la contención del gasto farmacéutico unidas a las demoras en el pago por parte de algunas administraciones, han hecho de estos años los peores de la historia reciente de la farmacia española. En COFAS hemos seguido trabajando para minimizar los impactos negativos que todas estas situaciones y medidas tienen en las farmacias. La crisis económica y las sucesivas medidas encaminadas a recortar la partida presupuestaria han impactado negativamente en el sector. Si no se produce un cambio de tendencia la situación no será sostenible. Las empresas de distribución farmacéutica necesitamos un período de estabilidad y tomar aire después de unos años complicados.

Todos los sectores se están concentrando, y las cooperativas en su territorio ejercen un papel esencial para continuar con el actual modelo. Tenemos que ayudar a desarrollar los servicios y contamos con un elemento clave que juega a nuestro favor, como es la cercanía al socio y el cuidado a los pacientes, que son los beneficiarios últimos.

Las alianzas son fundamentales en esta transformación para optimizar procesos y tener voz a nivel nacional. La creación de Grupo Unnefar es un paso muy importante para garantizar a la distribución farmacéutica un protagonismo frente a la industria que confirme nuestra capacidad de compra y reacción ante la falta de abastecimiento. Unnefar es el modelo que contribuye a la cercanía por la que tanto apostamos, y mejora sustancialmente las condiciones de compra y suministro. En ocasiones, las grandes macro estructuras corren el riesgo de ser menos eficientes, pero en el ámbito en el que nos movemos sí es importante una economía de escala en la que se tienen que reducir los costes operativos como grupo, pero manteniendo nuestra esencia y agilidad, que es lo que nos hace ser realmente fuertes.

Corren nuevos tiempos para el sector de la distribución farmacéutica que traerán parejos una nueva etapa de cambios y reestructuración que, estoy seguro, contribuirán a su fortalecimiento.

Artículos Relacionados

Copyright © 2017 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.