El futuro, cada vez más inmediato, depende de ti...

 

Manuel Muradás Otero
Presidente de Cofano

 

Con frecuencia los boticarios tendemos a conformarnos, pensando en que aquello que nos pueda ocurrir como profesión o colectivo está siempre en manos de otros: de los que mandan, del gobierno, de los políticos, de los colegios y el consejo, de los de la cooperativa… Pero a poco que reflexionemos, vemos que está en las decisiones diarias de cada uno de nosotros el que este presente continuo se vaya configurando de una u otra manera.

Asumiendo el riesgo de ser reiterativo, y coincidiendo en muchas opiniones con mis amigos y compañeros que han ocupado y ocuparán en otras ocasiones estas páginas, voy a alabar una vez más el modelo farmacéutico del Reino de España, uno de los mejores del mundo, como confirman los datos e indicadores que los valoran, encuadrados en los modelos sanitarios de los distintos países. Y por analogía, el modelo de cooperativas regionales, o autonómicas, o de proximidad (¡cómo se las quiera llamar!) que tantos años lleva siendo su soporte. Porque, en nuestra humilde opinión, poner en duda la vigencia de uno, puede conllevar implícitamente la del otro.

En el panorama nacional de las empresas de distribución existen territorios, incluso comunidades autónomas enteras, sin una cooperativa propia. En nuestra opinión, esta circunstancia redundará, en un plazo no muy lejano, en un mayor alejamiento de los órganos de decisión de la gestión diaria, de las inquietudes de los socios o de las instituciones y administraciones autonómicas, con las que siempre hemos dialogado y colaborado. El modelo de grupo cooperativo, que a día de hoy sólo está representado en Unnefar, compatibiliza perfectamente la generación de economías de escala mediante la agregación de volumen y la integración operativa, con el mantenimiento  de la identidad propia de las diferentes realidades geográficas, sociales y administrativas en las que España es tan rica, aunando competitividad y soberanía.

Otro aspecto muy importante para las farmacias, en el que también asumo el riesgo de la repetición, es el de la claridad y transparencia en los precios y  facturas. Parece que se intuye un cierto movimiento en este sentido, con el afán de apostar por facilitar la comparación y la competencia clara entre los distribuidores. ¡Bienvenido sea! también en esto, la decisión de cada uno a la hora de decidir el destino de cada pedido, contribuirá a definir la tendencia que triunfe en el mercado.

Un gran reto al que nos enfrentamos el conjunto de las farmacias, las cooperativas, el modelo en definitiva y todo lo que le rodea, es el de nuestra presencia en internet. El cómo nos posicionamos ante la inquietud e incertidumbre que tenemos todos ante la transformación digital del mundo y la sociedad, el e-commerce y la posible entrada de las grandes corporaciones a competir en el mercado farmacéutico español. Por ello creemos y debemos impulsar entre todos un proyecto que pueda encajar al conjunto de cooperativas, de modo que como sector se pueda dar una solución única a las farmacias que permita el acceso a los que quieran y estén preparados, en igualdad de condiciones, y sirva a su vez para hacer frente a la mencionada amenaza que suponen los gigantes del e-commerce. La farmacia debe posicionarse en lo digital teniendo una sola imagen.

Desde aquí animo a todos mis compañeros titulares de oficinas de farmacia, socios de alguna cooperativa, a una reflexión profunda sobre cómo les gustaría que fuese el mapa de la distribución en unos años. Nuestra visión es la de cooperativas independientes, colaborando y actuando en común para ser más eficientes y dar mejor servicio a sus socios, que somos su razón de ser.

No depende de nadie más. Cada uno de nosotros decide.

Artículos Relacionados

Copyright © 2019 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.