Alopecia androgenética en la mujer

Tratamiento y consejo en la oficina de farmacia

Mª Teresa Alcalde Pérez. Lda. en Farmacia.
Profesora Asociada, Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación, Universidad de Barcelona (UB). Profesora del Máster en Dermofarmacia y Cosmetología de la UB

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

En una sociedad que presta una gran importancia a la imagen personal, el cabello centra buena parte de los cuidados de belleza. Un cabello abundante es señal de salud, bienestar interior y mejora la autoestima y la imagen que proyectamos.

Sin embargo, muchas personas -cada vez más mujeres- se quejan de que tienen el pelo “débil” y/o que la cantidad de cabello está disminuyendo.

El presente artículo tiene como objetivo conocer las causas y el tratamiento de la alopecia androgenética femenina, la principal causa de pérdida de cabello en las mujeres adultas. Se presentan los activos de tratamiento y se ofrecen consejos prácticos para que el farmacéutico resuelva con éxito las consultas sobre temas capilares que se plantean en la farmacia comunitaria.

 

ALOPECIA ANDROGENÉTICA FEMENINA (FAGA)

Se trata de un proceso irreversible. Se manifiesta con la pérdida progresiva de pelo, debida al acortamiento de la fase de crecimiento capilar o anagenia, que ocasiona la transformación del pelo terminal (largo, grueso y pigmentado) en vello (corto, fino y no pigmentado).

Causas. La alopecia androgenética femenina es de causa genética y multifactorial, en la que actúan mecanismos tanto andrógeno-dependientes como independientes de los mismos. Si se empieza a manifestar antes de la menopausia se denomina precoz, y si se manifiesta tras la menopausia se denomina tardía. Si empieza a manifestarse antes de la menopausia, se hará más evidente tras la misma, por el efecto de la disminución de estrógenos característica de esta etapa.

 

 

En ambas puede haber, o no, un aumento de las hormonas sexuales masculinas (o andrógenos). Los andrógenos inducen una miniaturización progresiva de los folículos y si no se instaura tratamiento se convierten en vello. Es frecuente que existan antecedentes familiares directos afectados, aunque su ausencia no excluye que pueda aparecer este tipo de alopecia1.

Evolución. En mujeres, el menor nivel de 5-alfareductasa y el mayor nivel de citocromo P450 aromatasa, así como el menor número de receptores androgenéticos en los folículos de cuero cabelludo, hace que la alopecia sea menos precoz, agresiva y aparente que en los hombres.

Incidencia. La FAGA es la principal causa de pérdida de cabello en mujeres adultas. Puede iniciarse en cualquier momento a partir de la pubertad y la incidencia aumenta con la edad, especialmente entre los 50 y 60 años2. Por encima de los 70 años se estima que el 40% de las mujeres muestran signos de FAGA.

Tratamiento. Hasta la fecha no existe tratamiento curativo de la alopecia androgénica. Por tanto,  las terapias disponibles deben mantenerse a largo plazo para frenar la progresión de la misma. Si se suspenden, la paciente notará progresivamente que se pierde parte de la mejoría obtenida a lo largo del tiempo1.

Los tratamientos disponibles actualmente para la FAGA son3:

Minoxidil. Fármaco que, vía tópica, induce el paso de fase telógena a anágena y prolonga la fase anágena del cabello. Se emplea principalmente en forma de solución propilenglicólica al 2%, en dosis de 1ml 2 veces al día. Sin embargo, estudios científicos demuestran que minoxidil al 5% es más eficaz que al 2%4, e incluso que minoxidil al 5% en espuma, una vez al día, es más eficaz que la solución al 2% aplicada dos veces al día5 sin provocar el aumento de los efectos secundarios. No obstante, la solución de minoxidil al 5% no está aprobada por la FDA para su uso en mujeres.

Recientemente se ha desarrollado un novedoso test clínico (test de la sulfotransferasa) que permite conocer el grado de respuesta individual a minoxidil para ajustar correctamente la concentración más beneficiosa. Para su realización se extraen 3-5 cabellos del cuero cabelludo y se analiza el componente molecular de la raíz sensible al minoxidil1.

Las indicaciones y las recomendaciones de uso de minoxidil se recogen en la tabla 1.

 

 

 

En casos seleccionados, también se realiza el tratamiento con minoxidil por vía oral a dosis bajas7 si bien no está aprobado por la FDA.

Fármacos antiandrógenos1.

• Inhibidores de la 5-alfa-reductasa (dutasterida, finasterida). Actúan de forma selectiva sobre la raíz folicular frenando y revirtiendo la alopecia. Dutasterida muestra mayor efectividad que finasterida en alopecias difusas o de predominio frontal.
Ambos suelen usarse vía oral, especialmente finasterida (5 mg/día en caso de hiperandrogenismo8). También es posible su administración en forma de infiltraciones locales (dutasterida) o vía tópica (finasterida). Durante el tratamiento con los mismos y hasta 6 meses (dutasterida) o 1 mes (finasterida) después de suspenderlos, la mujer tiene que evitar embarazo y la donación de sangre.
• Otros antiandrógenos: acetato de ciproterona, espironolactona, flutamida... Actúan de forma similar, evitando el proceso de afinamiento o miniaturización de los folículos. Igualmente hay evitar embarazo y la donación de sangre durante el tratamiento con estos medicamentos. Se suelen combinar con la toma de anticonceptivos vía oral, para corregir alteraciones hormonales que puedan coexistir.

Infiltraciones1. El procedimiento se realiza en la consulta médica tras la aplicación de anestesia local.

a) Dutasterida. La molécula tiene un efecto prolongado, por lo que suele ser suficiente con realizar 2-4 sesiones anuales para mejorar la densidad capilar. Este procedimiento puede utilizarse como complemento al tratamiento antiandrógeno vía oral, o incluso como terapia única en casos seleccionados.
b) Plasma rico en plaquetas (PRP). Se extrae sangre del paciente de manera similar a una analítica sanguínea, se centrifuga y se aísla la porción rica en factores de crecimiento derivados de las plaquetas. La pauta de sesiones se ajusta a cada caso.

Otros. En determinados casos se emplea el láser de baja potencia9. En cambio, la mesoterapia de diversos activos (plantas, vitaminas, etc.) no ha demostrado una clara eficacia10 e incluso puede ocasionar pérdida de cabello en el lugar de inyección11.

El injerto de cabello autólogo es una opción terapéutica en mujeres con alopecia androgenética que no han tenido resultados suficientemente satisfactorios con el tratamiento médico. Los resultados son buenos y no debe excluirse esta posibilidad. No obstante, las pacientes tienen que continuar con el tratamiento de base para no seguir perdiendo los cabellos propios en el área afectada.

Consejo farmacéutico. En el tratamiento de la FAGA conviene tener en cuenta las siguientes recomendaciones6:

  • Iniciar el tratamiento lo antes posible. Si se tienen antecedentes paternos o maternos de calvicie, comenzar el tratamiento en la adolescencia.
  • En muchos casos, la primera señal de la alopecia androgenética es el aumento de grasa en el cuero cabelludo, es decir, la seborrea se presenta antes que la caída de cabello. En estos casos, hay que recomendar un tratamiento regulador del sebo (champú y/o loción).
  • Al suspender el tratamiento de la FAGA se vuelve a producir la pérdida del cabello. Por tanto, no se debe abandonar de golpe. Es preferible espaciar las aplicaciones de forma progresiva y realizar un tratamiento de mantenimiento durante todo el año siguiendo las indicaciones del dermatólogo.
  • Contrariamente a lo que se piensa, los complementos indicados para la alopecia androgenética no son aquellos que contienen elementos nutritivos -aminoácidos, vitaminas, etc.- porque aceleran aún más los ciclos del cabello, sino activos inhibidores de la enzima 5-α-reductasa.
  • Los complementos alimentarios con activos inhibidores de la enzima 5-alfa-reductasa (zinc, extractos de sabal, calabaza, etc.) ayudan a frenar la caída y conservan el cabello si la alopecia androgenética es incipiente. Sin embargo, no suelen ser eficaces cuando la alopecia androgenética es avanzada.
  • En la evolución de la alopecia androgenética también intervienen factores orgánicos (alimentación, tabaco, salud general) que aceleran el proceso de pérdida de cabello. Se recomienda adoptar un estilo de vida saludable.
  • No obsesionarse con el problema. La alopecia afecta negativamente a la autoestima y provoca ansiedad y depresión aunque se ha comprobado que estos estados agravan aún más la caída de cabello. Conviene relativizar la situación y mantener una actitud positiva.

BIBLIOGRAFÍA

1. Vañó S. Alopecia androgenética femenina premenopáusica, en http://sergiovano.com/alopecia-androgenica-femenina-premenopausica.html
[Consultado el 15 de julio de 2018].
2. Ramos PM, Miot HA. Female pattern hair loss: a clinical and pathophysiological review. An Bras Dermatol. 2015; 90(4): 529–543. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4560543/[Consultado el 15 de julio de 2018].
3. M. Kanti V, Messenger A, Dobos G, Reygagne P, Finner A, Blumeyer A, Trakatelli M, Tosti A, Del Marmol V, Piraccini BM, Nast A, Blume-Peytavi U. Evidence-based (S3) guideline for the treatment of androgenetic alopecia in women and in men – short version. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2018 Jan;32(1):11–22.
4. Lucky AW, Piacquadio DJ, Ditre CM, Dunlap F, Kantor I, Pandya AG, Savin RC, Tharp MD. A randomized, placebo-controlled trial of 5% and 2% topical minoxidil solutions in the treatment of female pattern hair loss. J Am Acad Dermatol. 2004;50(4):541-53.
5. Blume-Peytavi U, Hillmann K, Dietz E, Canfield D, Garcia Bartels N. A randomized, single-blind trial of 5% minoxidil foam once daily versus 2% minoxidil solution twice daily in the treatment of androgenetic alopecia in women. J Am Acad Dermatol. 2011;65(6):1126-1134.e2.
6. Alcalde MT. Actuación farmacéutica, tratamiento y aplicación práctica, en Alcalde MT y Ferrando J. Fragilidad y pérdida de cabello. Curso de formación continuada on line. Web Agora Sanitaria, COFB, marzo 2014.
7. Sinclair RD. Female pattern hair loss: a pilot study investigating combination therapy with low‐dose oral minoxidil and spironolactone. Int J Dermatol 2018;57:104-109. Disponible en: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/pdf/10.1111/ijd.13838 [Consultado el 16 de julio de 2018].
8. Oliveira-Soares R, E Silva JM, Correia MP, André MC. Finasteride 5 mg/day treatment of patterned hair loss in normo-androgenetic postmenopausal women. Int J Trichology. 2013 Jan-Mar;5(1):22–25. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3746222/
[Consultado el 16 de julio de 2018].
9. Avci P, Gupta GK, Clark J, Wikonkal N, Hamblin MR. Low-Level Laser (Light) Therapy (LLLT) for Treatment of Hair Loss. Lasers Surg Med. 2014 Feb;46(2): 144–151. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3944668/ [Consultado el 16 de julio de 2018].
10. Mysore V. Mesotherapy in Management of Hairloss-Is it of Any Use? Int J Trichology. 2010 Jan-Jun;2(1): 45–46. Disponible en:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3002412/ [Consultado el 16 de julio de 2018].
11. Duque-Estrada B, Vincenzi C, Misciali C, Tosti A. Alopecia secondary to mesotherapy. J Am Acad Dermatol. 2009 Oct;61(4):707-9.



Artículos Relacionados

Copyright © 2018 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.