Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum L.): Mejora de la circulación venosa

Bernat Vanaclocha
Médico fitoterapeuta

 

 


  • Nombre botánico: Aesculus hippocastanum
  • Castellano: Castaño de Indias
  • Català: Castanyer bord, Castanyer d’Indies
  • Euskara: Indi-gaztain, Itsas-gaztain
  • Português: Castanheiro-da-India
  • Français: Marronnier d’Inde
  • English: Horse Chestnut
  • Italiano: Castagno d’India, Ippocastano
  • Deutsch: Rosskastanie
  • Asturianu: Castañal d’Indies
  • Galego: Castiñeiro das bruxas, Castiñeiro de Indias

 

 


Descripción

El castaño de Indias  es un hermoso árbol que llega a alcanzar un porte monumental. Pertenece a la familia de las Sapindáceas y popularmente se le denomina “falso castaño” debido al parecido de sus frutos con los del castaño (Castanea sativa). Puede crecer hasta 30 metros de altura y su tronco llega a tener 5 m de circunferencia basal. El tronco es recto, con la corteza grisácea y lisa en los árboles jóvenes y oscura y agrietada en los viejos. Las hojas son caducas, grandes y opuestas, con  un peciolo largo, y están divididas en 5 ó 7 foliolos desiguales de color verde oscuro en el haz y más pálidos en el envés, con pelos rojizos en las axilas de los nervios. Las flores son blancas, con manchas rosadas, y forman inflorescencias tipo racimo, dispuestas en forma piramidal. El fruto, la “castaña de indias”, es una cápsula con un envoltorio espinoso que se abre en tres partes para liberar las semillas contenidas en su interior (normalmente una y en ocasiones hasta tres), de unos 5 cm. de diámetro, con piel de color marrón oscuro y una destacada marca blanquecina. El fruto es tóxico para el hombre.

Se trata de un árbol originario de las montañas del norte de Grecia, los Balcanes, el Cáucaso y Asia Menor, hasta la cadena del Himalaya. Se aclimata con facilidad, por lo que se encuentra ampliamente distribuido, como árbol ornamental, en las calles y parques de las regiones templadas de todo el mundo.

 

Parte utilizada

Se emplean principalmente las semillas (Hippocastani semen). También la corteza (Hippocastani cortex) y, ocasionalmente, en medicina popular, las hojas (Hippocastani folium).

 

 

 

Principales constituyentes

Entre los principios activos de la semilla destaca la escina, una mezcla de más de 30 saponinas diferentes. En las hojas y la corteza se considera que los principios activos fundamentales son los heterósidos cumarínicos: esculósido, fraxósido, escopoletósido.

 

 

 

Ficha completa disponible en www.fitoterapia.net

 

 

Artículos Relacionados

Copyright © 2019 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.