Las flores de Bach: Tratar al individuo y no a la enfermedad o sus síntomas

El Dr. Edward Bach nació en Moseley, Birmigham, de origen galés. Desde muy temprana edad fue consciente de que la personalidad y las actitudes de las personas tienen efectos sobre su estado de salud. Desde el principio llegó a la conclusión de que, en la enfermedad, la personalidad es más importante que los síntomas, y debería tomarse en cuenta en el tratamiento médico.

 

Edward Bach vivió en Mount Vernon con sus dos devotos colegas, Nora Weeks y Victor Bellen, quienes a petición suya cuidaron su obra y continuaron el preparado de sus flores durante 44 años hasta la muerte de Nora Weeks en 1978. Nora y Victor a su vez tuvieron también colegas leales a quienes legaron la continuidad de la obra del doctor.

Edward Bach, médico y homeópata, dedicó su vida a la búsqueda de los métodos más puros de curación. Para él, la actitud mental juega un papel importante en el mantenimiento de la salud y en la recuperación de la enfermedad: “la salud depende de estar en armonía con nuestra alma”.

Cuando murió en 1936 había desarrollado un sistema completo de 38 esencias florales, cada una preparada con flores de plantas silvestres, árboles o arbustos.

Funcionan tratando al individuo y no la enfermedad o sus síntomas.

La preparación de las  tinturas madre ha estado siempre a cargo de los administradores de Mount, y hasta hoy en día, se aprovechan los terrenos originales del  Dr. Bach. Mount Vernon también sirve como centro de formación y, regularmente, se organizan cursos cuya finalidad es establecer un registro de profesionales de Bach, entre ellos: terapeutas, médicos y consejeros que incorporan las flores en su labor. Además, en diferentes lugares del país, se organizan seminarios y talleres.

 

 

Generalidades

El propósito de las Flores es apoyar la lucha del paciente contra su enfermedad corrigiendo los factores emocionales como la depresión, la ansiedad, el trauma y otros que se creen, y que impiden la curación física.

Las Flores de Bach pueden tomarse solas o conjuntamente con otros tratamientos; no entrarán en conflicto con otra medicación, incluyendo los remedios homeopáticos.

Las flores son completamente seguras, no tienen ningún tipo de efectos secundarios y no son adictivas.

Las flores no pretenden sustituir a los tratamientos médicos; en caso de que los síntomas persistan, se aconseja consultar un especialista.

 

¿Qué son  las Flores de Bach?

El Dr. Bach descubrió 38 flores, cada una para un estado emocional y mental específico, además de una combinación de 5 de las flores, diseñado para situaciones difíciles y apremiantes, que él llamó el Rescue Remedy.

De las 38 flores, 37 se basan únicamente en flores silvestres y arbóreas. La excepción, Rock Water, se produce con el agua de un manantial que posee propiedades curativas.

 

Cómo funcionan

Las Flores de Bach actúan tratando al individuo, no a la enfermedad ni los síntomas de la enfermedad.

Trabajan específicamente sobre la condición emocional de la persona en cuestión.

 

Durante cuánto tiempo debo tomarlas

El tiempo que se necesita para que las flores tengan un efecto notable, varía según las personas y las circunstancias.

Si experimenta un repentino ataque de depresión sin ninguna razón aparente, por ejemplo, puede que observe resultados inmediatos después de tomar 2 gotas de Mustarol.

Mustarol (mostaza)  (sinapis arvansis) es para todas las depresiones que aparecen  repentinamente sin ninguna razón aparente, y que, tal como vienen, se van.

Del mismo modo, si se levanta por la mañana con la típica sensación de “lunes por la mañana”, el tomar Hornbean a pequeños sorbos tendría que ayudarle a enfrentar el día con calma y energía.

Por otro lado, si el estado emocional está profundamente arraigado, puede tardar algunos días o semanas antes de notar una diferencia.

 

¿Me hará daño si me equivoco de flor?

No. Las flores no hacen daño alguno, y si elige una que es inadecuada, sencillamente no tendrá efecto.

 

 

Instrucciones de uso

Una vez elegidas la flor o combinación de flores, poner dos gotas en un vaso de agua y beber a pequeños sorbos de vez en cuando. Alternativamente, poner dos gotas de cada flor elegida en una botella de agua mineral de 30 ml. y de ésta tomar cuatro gotas cuatro veces al día hasta que se note el alivio.

No hay problema en tomar las gotas tantas veces como sea necesario. Mantener la dosis en la boca durante unos momentos antes de tragar.

En el caso de Rescue Remedy las instrucciones de dosis difieren ligeramente y son las siguientes: cuatro gotas en un vaso de agua, bebido a pequeños sorbos de vez en cuando o cuatro gotas aplicadas directamente sobre la lengua.

 

Reacciones

Las flores de Bach no tienen efectos adversos. Sin embargo, como otras formas de medicina natural, pueden permitir que los síntomas reprimidos afloren. Entre ellos, las erupciones en la piel cuando el cuerpo se limpia de toxinas; o la sensibilización de las emociones no expresadas. Tales reacciones son parte importante del proceso de curación y son solo temporales.

 

Blanca Esparza Echarri

Farmacéutica Comunitaria

Vitoria (Álava)

 

Artículos Relacionados

Copyright © 2019 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.