Nuevos datos de supervivencia avalan el uso de Kadcyla® en pacientes con cáncer de mama avanzado HER2+ previamente tratadas

Se han presentado en el San Antonio Breast Cancer Symposium (SABC) nuevos datos de los estudios TH3RESA y EMILIA que reafirman la eficacia y seguridad del primer anticuerpo conjugado, que aúna un biológico y una quimioterapia. Los análisis confirmatorios de ambos estudios fase III consolidan al medicamento como terapia de elección al ampliar el tiempo de vida por encima de los 22 meses, en el caso del TH3RESA, y de los 30 meses en el EMILIA.

En el nuevo y último análisis del estudio EMILIA, en pacientes con cáncer de mama avanzado HER2+, tratadas previamente con trastuzumab y un taxano, se vuelve a observar que Kadcyla® mejora la supervivencia de las pacientes, incluso en presencia de cruce de tratamientos.  

El estudio TH3RESA demuestra que el anticuerpo conjugado también podría ser más eficaz que otras terapias disponibles para aquellos casos que han recibido dos o más líneas de tratamiento, incluyendo trastuzumab, lapatinib y taxano.

En España, el Ministerio de Sanidad autorizó su financiación el pasado mes de junio para pacientes con cáncer de mama HER2+ avanzado, que han recibido tratamiento previo con trastuzumab y un taxano.

Su perfil de seguridad se beneficia de un mecanismo de acción selectivo que permite trasladar un potente agente quimioterápico (DM1) hasta la célula tumoral, limitando el daño en el tejido sano.

Los datos presentados en el último San Antonio Breast Cancer Symposium (SABCS, San Antonio-Texas, 8-12 de diciembre) han permitido reafirmar el beneficio que aporta Trastuzumab Emtansina, también conocido como T-DM1 (Kadcyla®), en pacientes con cáncer de mama HER2 positivo avanzado que han recibido tratamiento previo. Los resultados difundidos proceden de dos estudios fase III, TH3RESA y EMILIA, que avalan la capacidad del primer anticuerpo conjugado para incrementar la supervivencia global (SG) hasta alcanzar cifras sin precedentes en mujeres previamente tratadas, con el tumor en fase metastásica o localmente avanzado irresecable. En el primer caso, la SG fue de 22,7 meses frente a los 15,8 meses obtenidos con una pauta a elección del oncólogo en pacientes con cáncer de mama avanzado HER2 positivo, muy pre-tratadas. En el estudio EMILIA, en pacientes con cáncer de mama avanzado HER2 positivo, tratadas previamente con trastuzumab y un taxano, en su análisis confirmatorio esa cifra ascendió a 30.9 meses en comparación con lapatinib más capecitabina (25.1 meses). En el análisis actualizado de SG, presentado en este congreso, se vuelve a observar, a través de estos resultados descriptivos, que Kadcyla® se asocia a una mejora en SG, a pesar del cruce de tratamientos entre los grupos de tratamiento (29.9 meses VS 25.9 meses).     

Kadcyla® aúna en una sola molécula dos fármacos, siendo el primer exponente de una nueva clase de medicamentos: combina las propiedades biológicas de un anticuerpo muy utilizado en cáncer de mama por su actividad selectiva, como es Trastuzumab, con un potente agente quimioterápico, el DM1, de modo que el primero dirige al segundo hacia el interior de la célula tumoral.

El medicamento ya había demostrado ser eficaz e incrementar la supervivencia global en mujeres con cáncer de mama avanzado HER2+, pre-tratadas con trastuzumab y un taxano. En estos momentos, los resultados del estudio TH3RESA demuestran también que esta terapia podría ser más eficaz que las opciones disponibles en cáncer de mama avanzado en pacientes previamente tratadas con dos o más líneas con terapias anti-HER2. En este tipo de pacientes, T-DM1 ha logrado unos datos de supervivencia, estadísticamente significativos y clínicamente relevantes frente a otros tratamientos seleccionados por el médico.

 

El doctor Antonio González, jefe del Servicio de Oncología del MD Anderson Cancer Center de Madrid y uno de los investigadores de este ensayo clínico, asegura que los nuevos datos presentados en San Antonio “vienen a confirmar la enorme actividad de un fármaco anti-HER2 que es probablemente el más activo en monoterapia de los que tenemos en el arsenal actual frente a este tipo concreto de tumor. Demostró en su momento su capacidad para mejorar la supervivencia libre de progresión, un parámetro clave en estas pacientes con la enfermedad avanzada, porque supone que van a vivir más tiempo sin que tengan un empeoramiento de sus síntomas, y ahora ha hecho lo propio en términos de supervivencia global. Las pacientes incluidas en este estudio habían recibido varias líneas de tratamiento incluyendo obligatoriamente dos terapias previas anti-HER2 (trastuzumab y lapatinib), por tanto eran pacientes de mal pronóstico y con una expectativa de supervivencia limitada que T-DM1 consigue prolongar”.

En el TH3ERESA participaron 602 pacientes con cáncer de mama avanzado HER2+, tratadas previamente con un taxano, en cualquier fase la enfermedad y con trastuzumab y lapatinib en la fase avanzada. Se las dividió en dos grupos de forma randomizada para recibir T-DM1 (404) o un tratamiento a elección del médico (198). En este segundo grupo, el 83% de los casos fue tratado con un anti-HER2 y un 17% con quimioterapia (sin terapia anti-HER2). Tras un seguimiento de dos años y seis meses, la SG fue significativamente mayor con T-DM1 (22,7 vs. 15,8 meses) (HR=0,68 [95% CI=0,54, 0,85; p=0,0007]).

 

Estudio EMILIA

Es el estudio que ha avalado su aprobación. En España el fármaco fue financiado este año por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para tratar el cáncer de mama HER2 positivo avanzado, que han recibido tratamiento previo con Trastuzumab y un taxano.

Los resultados del análisis final del estudio EMILIA, presentados en el SABCS, reafirman su papel como estándar para este tipo de pacientes con cáncer de mama avanzado HER2+ tratadas previamente con trastuzumab. Con los resultados descriptivos de este análisis actualizado, se vuelve a observar una mejora en SG, a pesar del cruce de tratamientos: 29.9 meses para el grupo de T-DM1, frente a los 25.9 meses de las tratadas con lapatinib más la quimioterapia capecitabina.

El estudio es un fase III internacional, abierto y randomizado que incluyó a 991 pacientes con cáncer de mama HER2 positivo localmente avanzado irresecable o metastásico tratadas previamente con Trastuzumab (Herceptin®) y un taxano. Se comparó T-DM1 en monoterapia frente a lapatinib más capecitabina. En el análisis confirmatorio del estudio EMILIA (ESMO 2012; NEJM 2012), T-DM1 demostró incrementar la SG de estas pacientes (30.9 meses vs 25.1 meses), además de ser mejor tolerado y motivar menos efectos secundarios graves asociados a la quimioterapia debido a su innovador mecanismo de acción. Su diseño ha hecho posible por primera vez que un anticuerpo monoclonal (trastuzumab) añada a su propia actividad selectiva (bloquear el receptor HER2) la posibilidad de trasladar en su interior una potente quimioterapia (DM1) que es entre 24 y 270 veces más potente que la quimioterapia convencional.

El doctor González destaca que la clave de esa unión de dos moléculas en un solo medicamento radica en el desarrollo de un “enlace estable” que hace posible que el anticuerpo no libere la quimioterapia hasta no haber alcanzado la célula tumoral. “Es una innovación revolucionaria porque cualquier debilidad en este aspecto desactivaría el potencial del fármaco, como ha pasado en algún intento previo que la agencia americana del medicamento tuvo que retirar”, añade. “Una de las grandes virtudes del medicamento”, continúa, “es que, aparte de su impacto tan notable sobre la supervivencia global y libre de progresión, cuenta con un perfil de seguridad realmente cómodo y bueno para las pacientes; tienen una visita al Hospital de Día cada tres semanas y no requieren medicación adicional de cuidados de soporte”. Además una de sus ventajas es que, a diferencia de otras quimioterapias, no provoca la caída del cabello.

Al tratarse de un medicamento que ha demostrado actividad en varias líneas de enfermedad, incluso cuando hay resistencia a la terapia anti-HER2, será preciso, según este experto, probar su validez en etapas más precoces. “Ya se han diseñado estudios de neoadyuvancia donde realmente veremos cómo funciona este fármaco en etapas más precoces”. •

Artículos Relacionados

Copyright © 2019 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.