Más de 120 farmacias catalanas realizan pruebas para detectar precozmente el riesgo de infección por VIH

Desde 2012, las farmacias catalanas que participan en el Programa de detección precoz del VIH con test rápido (actualmente 127 en toda Cataluña) han hecho más de 13.700 pruebas –más de 3.400 durante 2017-. Este Programa facilita el conocimiento del estado serológico con pruebas rápidas del VIH de 4ª  generación (gracias a la detección del antígeno p24) ante una posible infección en personas con mayor vulnerabilidad. 

 

Desde mayo de 2012 –fecha en que se concertó el servicio- hasta diciembre de 2017, se han detectado 135 resultados reactivos (10 por cada 1.000 pruebas). Por otro lado, entre 2014 y 2017 se ha incrementado un 54, 9% el número de farmacias que ofrecen el servicio y un 111,2% el número de pruebas.

 

¿En qué consiste la prueba?

La prueba consiste en una pequeña punción en el dedo y permite conocer el resultado en 20 minutos, con un alto valor predictivo, y siempre con la garantía de confidencialidad y el anonimato. En caso de resultado reactivo, el paciente es derivado al hospital de referencia para realizar la confirmación del resultado, previo consentimiento informado.

Se ha constatado que la media de edad de las personas que acuden a la farmacia a hacérsela se sitúa entre los 29 y los 33 años. El motivo principal es mantener relaciones sexuales sin protección con personas que se desconoce si pueden presentar infección por VIH. El colectivo más vulnerable continúa siendo el de los hombres que tienen sexo con hombres.

 

 

De prueba piloto a servicio concertado de la Cartera de servicios de Atención Farmacéutica en Cataluña

En 2009 el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona y la Agència de Salut Pública de Catalunya pusieron en marcha la prueba piloto de detección precoz de VIH en la provincia de Barcelona. En 2012 pasó a formar parte de la cartera de servicios concertados y se fue extendiendo por Cataluña progresivamente. El servicio está cofinanciado, teniendo solo por el usuario un coste de 10€.

Este es un ejemplo más de la importancia de la gestión integrada entre los farmacéuticos y el resto de agentes sanitarios para conseguir un objetivo común, contribuir a mejorar la salud de las personas, en este caso poniendo el foco en la prevención y la detección precoz de la infección por VIH.

 

Intercambio de jeringuillas y mantenimiento con metadona, otros Programas de reducción de daños

Además del Programa de detección precoz del VIH con test rápido, otros programas de reducción de daños que se hacen en las farmacias comunitarias de Cataluña son el Programa de intercambio de jeringuillas y el Programa de mantenimiento con metadona. En el caso del primero, que se lleva a cabo para reducir la prevalencia de infección por VIH en personas adictas a drogas por vía parenteral colaboran 288 farmacias de la provincia de Barcelona.

Por otro lado, el Programa de Mantenimiento con Metadona tiene por objetivo acercar los tratamientos de mantenimiento con agonistas opiáceos a los usuarios, haciéndolos más accesibles e incrementando la cobertura para mejorar el cumplimiento del tratamiento y modificar las prácticas de riesgo. En este Programa colaboran 158 farmacias de Cataluña, que han atendido una media de 1.026 pacientes al mes durante 2017.

 

Artículos Relacionados

Copyright © 2019 Revista Acofar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.